CIMO, asignatura pendiente en Oaxaca |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Especiales

CIMO, asignatura pendiente en Oaxaca

A un año de su “inauguración” este centro de formación musical sigue cerrado y en los próximos días Sinfra comenzará trabajos de rehabilitación

CIMO, asignatura pendiente en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

LA INSTITUCIÓN:

118

mdp costó la edificación del CIMO

2,400

hectáreas de extensión

15

salones acústicos

6

cubículos

2

salones de piano

300

personas caben en el auditorio

A más de un año de la “inauguración” del Centro de Iniciación Musical de Oaxaca (CIMO) y posterior a la suspensión por presuntas irregularidades en su construcción, en los próximos días, la Secretaría de las Infraestructuras y Ordenamiento Territorial Sustentable (Sinfra) iniciará trabajos de reforzamiento en el inmueble para finalmente ser entregado a la comunidad estudiantil de Oaxaca.

Previo al término de la administración de Gabino Cué Monteagudo (2010 – 2016) y su aparente inauguración, se detectaron algunas afectaciones estructurales tanto en losa como en muros de concreto armado.

Al arranque de su administración, el mandatario Alejandro Murat ordenó a la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental (SCyTG) una evaluación precisa y especializada, sin embargo, hasta el momento su titular José Ángel Díaz Navarro ha guardado silencio sobre los resultados.

No obstante, los padres de familia y alumnos del espacio educativo obligaron a Sinfra a buscar alternativas de construcción que solventen las anomalías en la construcción del CIMO.

Debido a las presiones, en los días subsecuentes la Secretaría de las Infraestructuras llevará a cabo trabajos de reforzamiento de los muros de concreto, además de trabajar en las columnas y trabes de acero.

Las labores que retomará la dependencia estatal se esperan concluir a más tardar en el mes de marzo, se espera que al concluir los trabajos el espacio esté dotado de energía eléctrica y agua potable, dado estos servicios no se habían contemplado.

Aunque había sido inaugurada, la obra del Centro de Iniciación Musical de Oaxaca todavía no se utiliza el nuevo y moderno espacio edificado en la calle de Manuel Sabino Crespo.

Un legado importante para Oaxaca

A lo largo de 26 años, por las antiguas aulas del CIMO han pasado más de 4 mil alumnos, que han reafirmado la expresión viva de nuestras raíces y nuestra identidad, destacando por su talento en las principales instituciones musicales de Oaxaca y México.

De acuerdo a sus directivos, en el CIMO se adquieren conocimientos básicos distribuidos por semestres en los niveles inicial y formativo, impulsando la música tradicional, formal y de concierto, dependiendo de las aptitudes musicales y la edad de ingreso.

Y agrega, estamos en la ruta para elevar el nivel de la plantilla docente, ampliar la curricula de materias y el reconocimiento institucional para formar músicos no solo en el lenguaje de la construcción musical, sino también en el auto desarrollo y la integración humana como parte de una agrupación profesional.

El proyecto integra la infraestructura adecuada para la enseñanza instrumental, al contar con áreas especiales para la enseñanza de cada instrumento, aislamiento acústico certificado en cada salón, además de características especiales como captación de luz solar, techados verdes, entre otras, que convertirían al nuevo edificio del CIMO, en un modelo institucional de enseñanza musical.

Nuevo Cimo

La edificación – en la calle de Crespo número 909, centro Oaxaca – contará con quince salones acústicos, seis cubículos, dos salones para piano, y el área académica tendrá un archivo, centro de cómputo, fonoteca, biblioteca, archivo musical y un auditorio con capacidad para 300 personas, donde los estudiantes podrán presentar conciertos y dar a conocer al público su avance académico.

El CIMO está edificado en un área de 2 mil 400 hectáreas, cuenta con un estacionamiento subterráneo de dos niveles y una capacidad para 300 autos.

Las características técnicas lo hacen un espacio arquitectónico único en su tipo, fue planeado con un diseño especial en forma de un caracol, sin embargo, la obra no ha sido entregada a la Secretaría de las Culturas y las Artes (Seculta), debido a las irregularidades en su construcción.

El complejo que pretendía ser un referente para la enseñanza de la música tradicional del estado, fue inaugurado en noviembre de 2016 en la administración de Gabino Cué Monteagudo, tuvo un costo de 118 millones de pesos, de acuerdo a los reportes oficiales.

 

 

Relacionadas: