En Oaxaca personas con discapacidad incursionan en el teatro |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Arte y Cultura

En Oaxaca personas con discapacidad incursionan en el teatro

Guelaguetza de Palabras y Señas ha impulsado durante casi 10 meses el talento de personas sordas, con obras y temáticas diversas

  • En Oaxaca personas con discapacidad incursionan en el teatro
  • En Oaxaca personas con discapacidad incursionan en el teatro
  • En Oaxaca personas con discapacidad incursionan en el teatro

Cuesta mucho trabajo ser inclusivos, dice el sociólogo Marco Antonio Juárez Martínez, pues cuando el personal de alguna institución o sede no está capacitado, la señalética no soluciona las cosas. Lo mismo pasa con la sociedad en general, agrega el también actor de teatro, ya que existe la costumbre o idea de que las puestas en escena son con actores “profesionales”; de ahí que cuando se promueva o invite a una obra en la que actúan personas con alguna discapacidad, se muestre cierto rechazo.

“Creo que al ver la palabra sordo o sorda, se preguntan ¿para qué voy?”, explica sobre las reacciones de personas al ver un cartel sobre puestas en escena que desde el grupo Guelaguetza de Palabras y Señas se realizan.

Además que el trabajo de actores como lo de este grupo, con discapacidad auditiva, no suele valorarse. Sin embargo, es algo necesario reconocerles y saber que las personas con discapacidad también pueden desarrollarse en varias áreas del arte y la cultura:

“Es voltear a ver y reconocer su trabajo, no pensar que como estamos acostumbrados a ver teatro con ‘profesionales’, cómo ahora vamos a ver teatro con sordos”.

Con casi 10 meses de trabajo en el grupo, Marco Antonio piensa que parte del trabajo como sociedad y comunidad artística es el de valorar el trabajo de estos actores, “porque desde nuestra experiencia estamos formándonos y ahorita somos un grupo, pero la idea es formar una compañía teatral y apostarle a eso, a que a lo mejor uno o dos puedan ver en el teatro un empleo remunerado, formarse, ser profesionales”.

Marco Antonio Juárez Martínez es coordinador de la compañía Guelaguetza de Palabras y Señas, próxima a cumplir 10 meses de trabajo el próximo 1 de enero. El proyecto es uno autónomo, pero que se nutre de la colaboración de otros artistas y personas, ya sea para los ensayos, el vestuario y utilería para montar las obras.

La creación del grupo y su desarrollo, explica, es experimental y enfocado en la comunidad sorda, en vista de que a nivel local existe muy poco trabajo o apertura para personas con discapacidad para que incursionen en el arte o incluso en los ámbitos laboral y educativo.

“Le pongo ‘Guelaguetza’ para recuperar esta parte que nos caracteriza, como el dar y el compartir recíprocamente sin fines económicos, y ‘palabras y señas’ porque al enfocarme en la comunidad sorda, es porque se comunican con señas y las palabras que pueden ser orales o en señas”.

Uno de los objetivos del grupo que ya ha dado varias funciones en la ciudad y municipios conurbados es empezar a romper paradigmas, uno de ellos en torno a la comunicación.

“Estamos acostumbrados a que la comunicación es oral y dejamos la cuestión de las señas que también es una forma de comunicarnos”, refiere.

Ser incluyentes

Si bien el grupo está conformado por personas sordas y que se comunican con señas u otro lenguaje, las puestas en escena están dirigidas a públicos oyente y no.

“A lo que le estamos apostando es que todas las presentaciones sean para público sordo y oyente; es eso, sin necesidad de contar con un intérprete o un narrador. Porque también existe como estigma el que si nos promocionamos como teatro sordo, la gente cree que es para sordos nada más”.

También se está buscando es posicionar la lengua de señas mexicanas como lengua materna de las personas sordas, porque aunque legalmente está reconocida, pero existen muchas trabas para respaldarla como lengua materna, añade.

Aunque por lo general las personas oyentes no se preocupen por las personas sordas para poner un intérprete de lengua de señas, Marco Antonio refiere que las presentaciones futuras del grupo se pretende que sean con el apoyo de una persona oyente que conozca del lenguaje de señas, para que tanto personas sordas como oyentes entiendan las historias.

Falta inclusión en las artes

Oaxaca es visto como un referente cultural muy importante y que está muy activo, pero no todas las expresiones están volteando a ver la discapacidad, considera Marco sobre un sector del que también hay talentos por apoyar y voltear a ve, a veces porque no se sabe cómo trabajar con personas en esa situación ni cómo incluirlas en la oferta cultural.

“No estamos acostumbrados o no sabemos cómo trabajar con ellos; ahorita pienso en todos los museos o galerías, no todos tienen rampas o señalética o que cuenten con algún intérprete; y si los hay, pero siempre pensando en personas extranjeras”.

Sobre aquellos que como el fotógrafo invidente Pedro Miranda desarrollan algún arte, Marco Antonio explica que “quizá no todos cuentan con los recursos para acceder a espacios o para mostrar sus trabajos”.

Así, las personas con discapacidad la tienen más difícil porque como sociedad no estamos educados para saber cómo relacionarnos.

“Existe mucha gente con discapacidad que está haciendo cosas y la iniciativa de los fines inclusivos por parte de Nubia Vásquez, del Museo Infantil de Oaxaca, se me hace importante porque a lo mejor no puedes venir, pero te enteras que hay gente haciendo cosas desde su discapacidad, ya sea danza, fotografía, teatro o que es gente que está trabajando y estudiando”.

Un grupo experimental

 

Guelaguetza de Palabras y Señas cuenta en la actualidad con 14 integrantes, aunque en sus inicios varió mucho.

Al grupo de teatro se han acercado artistas de otras disciplinas, como la danza o de teatro, quienes han compartido sus aprendizajes con los integrantes del taller, por ejemplo para actuaciones de clow o en cuestiones de maquillaje.

Hace poco, hubo una convocatoria y por ello vino una compañía de la Ciudad de México, llamada Seña y Verbo (una de teatro sordo con una trayectoria de 25 años), que también impartió un taller.

 

Presentaciones

Guelaguetza de Palabras y Señas se ha presentado en dos ocasiones en el Museo Infantil de Oaxaca, durante el tercer y quinto fin de semana inclusivo, en donde presentaron trabajos como La pura variedad.

Sus puestas en escena han llegado a espacios como la Casa de la Cultura Oaxaqueña, el Centro de Educación Artística –Cedart-, también en el Consejo de Lectoescritura y Artes Creativas, así como en Miahuatlán y San Martín Mexicápam). Otra de sus puestas en escena fue una pastorela, que han presentado en sitios como el Museo Infantil de Oaxaca y en el Llano.

 

 

Relacionadas: